lunes, 23 de abril de 2018

CUCHARILLAS DE FRUTA Y BOQUERÓN











Otra de mis visitas en Alimentaria 2018 fue a la empresa Nassari donde pude conocer y probar sus productos que destacan por su calidad. Es una empresa con una historia ligada al mar, el tatarabuelo de la familia era pescador y la tatarabuela se dedicaba a vender el pescado fresco en el pueblo de Montgat (al lado de Badalona). El bisabuelo siguió con la tradición, pero se compró un coche que le permitía repartir el pescado por otros pueblos. El abuelo amplio la zona llegando a abarcar toda España. En el año 1977 aprovechando que el boquerón era muy abundante se registró la marca Nassari para dedicarse a la elaboración artesanal de boquerones en vinagre y anchoas de alta calidad que se distribuyen por todo el mundo. Materia prima de la máxima calidad tratada con mimo para que el resultado sea excepcional, si lo probáis os convencerá. También encontramos una salsa para aperitivo y un fumet envasado en tarro de cristal.

Entre los productos que pude probar en su stand había unas cucharillas con picadillo de pimiento y tomate con un boquerón que me sirvieron de inspiración para mi receta de hoy.


INGREDIENTES:

  • boquerones suaves aroma ajo y perejil de Nassari
  • aguacate 
  • fresones
  • naranja de Naranjas Mirador
  • pimienta negra molida
  • zumo de limón


PREPARACIÓN:

Pelamos el aguacate, le quitamos el hueso, lo untamos con zumo de limón y cortamos a daditos.

Lavamos y secamos los fresones, quitamos las hojas y cortamos a daditos.

Pelamos bien la naranja y la cortamos también en daditos

Mezclamos el aguacate, los fresones y las naranjas y servimos un poco en cada cucharilla. Encima ponemos un boquerón enrollado y espolvoreamos con pimienta.

No he puesto cantidades, lo dejo a vuestro gusto, depende de las cucharillas que queráis hacer. Con un aguacate, una naranja y cuatro fresones os pueden salir unas 10 o 12 cucharillas aproximadamente.

Feliz y calurosa semana!!!



viernes, 20 de abril de 2018

ROSQUILLAS AL HORNO

Rosquillas horneadas

Croquetas Maheso Experience fritas

Croquetas Maheso Experience sin freír

Croquetas Maheso Premium de espinacas y queso de cabra

Croquetas Maheso Premium de morcilla de cebolla

2018, 40 aniversario de Maheso


Me apetecía hacer rosquillas, las de siempre con la receta de mi abuela con sus medidas por tazas o vasos y harina la que admita. De repente se me ocurrió pensar cómo quedarían si en vez de freírlas las horneaba. Iba a arriesgarme y probar, no estaba convencida, pero ahora si y puedo decir que quedaron muy buenas y días después aún estaban mejor, duraron 4 días. Así ahorramos alguna caloría sin perder sabor.

Maheso tiene muchos de sus productos que podemos elegir si hacerlos fritos o mejor hornearlos, pero entre los que se fríen están las croquetas, de diferentes sabores, unos clásicos y otros más atrevidos, también tienen croquetas sin lactosa.

Este año en Alimentaria coincidiendo con su 40 aniversario han presentado una nueva gama de croquetas "Experiencie" que van a sorprender a quien las pruebe tanto por su color como por su sabor. Cuatro variedades, de Gin Tonic, de Guaraná y alga espirulina, de Mango y maca y unas picantes con toque de cayena y jalapeño y que os recomiendo probar entre amigos para descubrir nuevos sabores.

Si sois más clásicos, pero sibaritas no os olvidéis de la gama "Premium" de Espinacas con queso de cabra, de morcilla de cebolla, de Chipirones en su tinta o de Pimientos del piquillo.


INGREDIENTES: 

  • 1 y 1/4 de vaso de aceite de oliva virgen extra variedad Sevillenca Can Català
  • piel de un limón
  • 1 vaso de azúcar
  • 1 copa de anís
  • anís en grano
  • 3 huevos
  • un poco más de 1/2 kg. de harina
  • 1 sobre de levadura tipo Royal

PREPARACIÓN:


El vaso que he usado es de 180 ml.

Calentamos el aceite junto a la piel de limón. Dejamos que se enfríe y la retiramos.

Ponemos el aceite en un cuenco junto al azúcar, la copa de anís, el anís en grano y los huevos. Mezclamos bien.

Añadimos la harina junto a la levadura poco a poco hasta tener una masa suave y manejable.

Cortamos porciones de la masa y formamos las rosquillas, podemos hacerlo de dos maneras estirando y juntando los extremos o dar forma de bola, hacer un agujero en el centro con el dedo e ir girando sobre el mármol.

Se ponen las rosquillas sobre la bandeja del horno forrada con papel de hornear y las cocinamos en el horno precalentado a 180º, cuando empiecen a dorarse por un lado damos la vuelta y cuando tengan un poco de color retiramos del horno.

Dejamos enfriar y luego podemos guardarlas en una caja de lata. Con estas cantidades me salieron unas 50 rosquillas.

Buen fin de semana!! 




jueves, 19 de abril de 2018

PATATAS D'OLOT





Este es un plato muy típico, fácil de encontrar en los restaurantes de Olot y sus alrededores, la comarca de La Garrotxa, una zona volcánica preciosa. Sus creadores fueron la familia Reixac en su restaurante La Deu. Como cualquier receta famosa si buscamos por Internet encontraremos recetas que aunque parecidas, son diferentes.

Pero a pesar del nombre las patatas que yo he empleado vienen de Málaga, las patatas nuevas de la temporada que como cada año Ibérica de Patatas me da la oportunidad de probar y hacer ricos platos con ellas y con esta calidad cualquier plato sale rico si o sí. 


INGREDIENTES: (2 personas)

  • 2 patatas medianas Nuevas de Málaga de Ibérica de Patatas
  • 125 grs. de carne de ternera picada
  • 75 grs. de carne de cerdo picada
  • 1/4 de cebolla
  • 2 tomates rallados
  • 1 dl. de coñac
  • sal
  • pimienta negra molida
  • 1 cucharada de harina
  • leche
  • aceite de oliva virgen extra variedad Sevillenca Olis Can Català
  • 1 huevo


PREPARACIÓN:

Lo mejor es comprar los trozos de carne que nos gusten y picarla en casa o que nos la piquen en la tienda.

Pelamos la cebolla, la picamos y salteamos en una sartén, agregamos la carne removiendo hasta que se dore, vertemos el brandy, dejamos evaporar y luego añadimos el tomate rallado, dejamos hasta que esté cocinado. 

Echamos una cucharada de harina y mezclamos bien, vamos vertiendo leche poco a poco hasta tener una masa espesa. Salpimentamos.

Pelamos, lavamos y secamos las patatas. Cortamos en rodajas de 2 o 3 mm. 

Calentamos aceite en una sartén y las freímos a 160º, no deben dorarse y tampoco estar demasiado tiernas o se nos romperán al manejarlas. Las escurrimos sobre papel absorbente.

Encima de la mitad de las rodajas de patata ponemos el un poco del relleno y tapamos con las otras rodajas apretando ligeramente, pero sin que se salga el relleno. Dejamos que enfríe para que quede más compacto el relleno.

Batimos el huevo con una pizca de sal. Pasamos las patatas por el huevo y las freímos en aceite caliente, se hacen enseguida. Escurrimos sobre papel absorbente y ya están listas para comer.

Buen provecho!!!